domingo, abril 06, 2008

Gachas Martínez Soria

Amiguitos, restos humanos de lectores de este blog: ¡¡voilà Gachas retransmitiendo desde Hudson, NY!!

Nada, una beca de esas gacheuses la ha traido hasta aquí: un conjunto de casas de listones de madera blanca, un grupo de gente internacional que escribe y/o traduce y frascos de peanut butter, salsas con el careto de Paul Newman y cajas enormes de cereales de tantas variantes que podría haber una específica para cada uno de nuestros apellidos. Esa es mi vida aquí durante 6 semanitas, hala.

Para abrir boca, cuento un poco las novedades que a la Gachas con entrecejo y maleta atada con una cuerda le ha sorprendido encontrar en los USA. Lo que no haya en América...:


- Suavizante para la ropa en hojas de papel: se pone no en la lavadora sino en la secadora, junto a la ropa. Es como un clínes gordo y peludo que, al final del ciclo, sale más finucho y ligero porque ha desprendido su poder suavizador. Después se tira y santas pascuas.

- Tarjetas para llamar por teléfono que incluyen mensajes publicitarios: Cuando gachas presiona 2 para español, antes del tradicional y puertorriqueño "favor de ingresar su número de pin", le aparece un mensaje similar a: "¿Me creerás si te digo que ya no tengo acné y que mi piel luce bella y lisa como nunca? Llama a Gladys al 516-333-4567" (número inventado, favor de no llamar a Gladys). Me pregunto si al elegir la locución en inglés los anuncios son también de tratamientos antiacné o si el anuncio en castellano está especialmente dirigido a la población hispana, que -de ahí deduzco- tiene más problemas de piel que la white-caucasian.

- Los post-it en guirnalda festiva: el pegamento que los une no va siempre del mismo lado sino que se alterna entre 2 de las aristas del cuadrado, de manera que el bloquecillo se puede desplegar y formar una especie de guirnalda para decorar fiestas infantiles (qué dificil es describir una sencilla imagen, señor).


Seguiremos descubriendo nuevos inventitos y golosinas para solaz de todos ustedes. Suya afectísima desde este huso horario,

Gachas.

8 comentarios:

Baobao dijo...

Hala hala, ¡qué alegría tenerla por las Américas con una beca! ¡Lo pase usted bien, sita Gachas!

Por mi experiencia pekinesa, le diré que los gringos tienen mucho acné, así que no sé si es exclusivo de los hispanos (que había mucho estadounidense estudiando conmigo, parecía aquello un instituto californiano). Y los chinos, tienen aún más.

Ana dijo...

Ay que risas me regalas. No te vayas del todo.
Besos.
Ana

Gachas dijo...

A no preocuparse, que lo que es a Espania vuelvo en mayo (¿y a quíen le importa eso realmente, si las satisfacciones que puede proporcionar Gachas son siempre de índole virtual?

Hans dijo...

Qué grandeza la de Gachas, que sigue en la brecha, y qué leales nosotros sus lectores irredentos.
Gachas, niña, qué suertuda tú! Qué envidia te tengo!
Besos mil desde Zaragotham en la Vieja España (Europa)

pablogamo dijo...

Ahora me da usté mucha más envidia que anteriores refiegas por paisuchos mediterráneos. De las múltiples paradas del 'gachas's güorl tur' posibles, lo que más ilusión podría hacerme imaginarla es sin duda en medio de un poblado amish de estos que temen la electricidad como al demoño. Daría tanto jugo.

Páselo bien.


p.s. lo del posit no lo pillo.

Elvira dijo...

A mí lo que me intriga es la casa de la pradera de la foto. No me digas que es tu residencia. Ya estoy tardando en pedirme esa becaza para corretear por el prado cual Heidi gringa.
Te echaremos de menos esta noche en el canalillo.
Besos.

Quieta, Leona dijo...

Yo de mayor quiero ser Gachas y ganarme la vida asín de bien, con esas becas morrocotudas.

Disfruta, niña!
Besos gordos.

Gachas dijo...

Ay, qué mal me explico, Pablogamo: lo del post it es que el pegamín va alternándose y no pilla en todos del mismo lado, de manera que se hace como un acordeón de post-it. Esperemos un año y lo tendremos in Spain, seguro.

Elvira: sí, la casita de madera contigua a esa casita de la foto (y exactamente igual a ella) es mi little house on the prairy de aquí. toda de listones de madera blanca, incluso por dentro. Ruralidad con clase, sí.