jueves, junio 30, 2005

Merendando espero

que los de La Casa Encendida me digan si finalmente pondrán a la venta dos horas antes del recital de John Berger el tradicional cupo de entradas que quedan sin vender o si se las entregarán a la viuda de Juan Muñoz para su uso personal. Parece que ya ha ocurrido otras veces: la viuda de Juan Muñoz se hace con todo el cupo de entradas que quedan sin vender en los espectáculos que homenajean a su difunto marido.

Nunca antes, en una conversación telefónica con una empleada de una institución semipública, Gachas había escuchado la palabra "viuda".

Otra cosa que nada tiene que ver con esto: Gachas está blóguicamente murria. Ya van dos amigos que le confiesan en los últimos días que no les mola mucho que hable en tercera persona de sí misma, ni que titule los posts "Gachas hace esto", "Gachas hace aquello". Piden más calidad, más nivel.

Gachas no puede dar más de sí. La crítica constructiva no le hace mucho bien, se acaba de dar cuenta.

7 comentarios:

maggie dijo...

Pues chica, a mí me gusta como escribes y me gusta lo de la tercera persona. Lo encuentro original. Sigue así, Gachas, que hay mucho envidioso. A Maggie le encanta leerte.

Uno más dijo...

Pues a mí lo que me gusta de este blog es su 'rasgo diferencial'. Los titulos y las frases en tercera persona, y un contenido en claro contraste con la aparente ingenuidad de ese recurso. Yo también preferiría que siguieses como hasta ahora...

Gachas dijo...

Jur, gracias a mi actitud quejumbrosa he sabido que me leen Maggie y Unomás. Viva, viva, Gachas es apoyada por desconocidos!

Me hace bien este feedback, sí.

Pablo Gamo dijo...

Gatxas, yo también a favor de la tercera persona. La automitificación algo que no esta al alcance de cualquiera.

Nus leemos.

Anónimo dijo...

Me uno a los comentarios anteriores. Viva la tercera persona, la automitificación, y el mirarse el ombligo cuanto haga falta!

Ms Tytania

Anónimo dijo...

Que todos somos terceras personas lo confirma el hecho de que súbitamente voces de terceros se introduzcan en la plurivocidad de nuestra conciencia cual post en la trastienda de Gachas. Nos gustas, por eso nos atrevemos a frecuentar el otro lado de ti misma.

Moblog dijo...

Ni caso Gachas. Tú sigue así.