martes, junio 14, 2005

Gachas de bellota

Ayer, ¡qué ansiedad tenía Gachas y qué dificultades para combatirla! De repente visualizó la solución: unas cuantas y finas lonchas de jamón ibérico sabrían proporcionarle la paz ansiada. Como ya era tarde sólo quedaba un puesto abierto en el mercado: el de varietés selectas o delicatessen. Dieciséis euros le querían clavar a Gachas por un sobrecillo de paletilla ibérica envasada al vacío, dieciséis.

Gachas sopesó si su ansiedad realmente tenía ese precio o si era una ansiedad más de todo a cien y finalmente se decantó por cenar unas verduritas al horno que se hizo ella misma en su casa. Tras ingerirlas, Gachas ha llegado a una conclusión que comparte con todos vosotros: las verduritas al horno no son un mero sustitutivo del jamón ibérico.
Gachas sigue ansiosa, se va a tener que pillar una papela de ibérico sí o sí.

3 comentarios:

Don Cristal dijo...

Recomiendo a Gachas acudir al supermercado más próximo y elegir en 'Charcutería' el gamamedia-tirando-a-bueno. No cuesta 16€ y, en los casos de adicción moderada, puede calmar la ansiedad. Comprobado.

Gachas dijo...

Gracias mil por su oferta pero, ¿cómo se pide eso, Don Cristal?:
"Buenos días, me dé cuarto y mitad de jamón gamamedia-tirando-a-bueno". ¿Me comprenderá el butcher?

Don Cristal dijo...

Yo utilizo el truco de mirar fijamente los precios, y pedir el que está un poco por encima de la media. Incluso te da un cierto toque de 'gourmet', ya que suele ser un ejemplar poco solicitado. "Déme 200 gramos de curado 'Don Henrique' (con hache)".