viernes, junio 03, 2005

Gachas y el extrarradio

Gachas siente predilección por el extrarradio ajeno. Va a Barcelona, se aloja en Selva de Mar (al lado del Forum, lejos-lejos) y automáticamente queda fascinada por el mundo del bloque nuevo, de la guardería infantil, del video-club con máquina expendedora, del restaurante japonés atendido por camareras chinas... Gachas daría su vida entera por Selva de Mar: si fuera necesario defender Selva de Mar de algún tipo de ataque, ahí estaría Gachas combatiendo.
En el extranjero, Gachas también ama el barrio anodino y alejado, sin nada emblemático que ver, con un par de takes-away, con su pub The Dog and The Pipe o lo que sea, con su newsagents correspondiente, y muy, muy alejado del metro. A Gachas le da cero pereza, en esos casos, darse la caminata hasta el metro. Se siente como integrada de verdad en la dinámica real y cotidiana de la macrociudad, no lleva su ipod pero como si lo llevara: va leyendo en el transporte público, no va mirando a todas partes como una turistucha de pacotilla.

En cambio en Madrid, cuán diferente es todo: si de pascuas a ramos la llaman sus amigos/as residentes en la zona B1 del abono transportes para que les haga una visitilla, Gachas pospone y repospone la cita hasta que ya no hay más remedio y ha de cogerse un autobús de los verdes que salen de Plaza Castilla. Durante el trayecto despotrica por dentro de la sensación térmica, de los demás ocupantes del bus, de los atascos de salida, de los feos chalets adosados, del moderno Mall que acaban de abrir etc.

Con esta información podemos atrevernos a afirmar que Gachas tiene una actitud un poco snob: no está bonito idealizar los outskirts ajenos y despreciar los propios.

3 comentarios:

Pablo Gamo dijo...

Sencilla explicación:

Madrid no tiene que ver con nada más.

Ciao Gatxas.

Anónimo dijo...

Esa descripcion que haces de un lugar que se parece mucho a Londres -y por lo tanto, me voy a atrever a opinar-, podria corresponder tanto al centro geografico como a cualquiera de los barrios que lo componen, cada uno con su centro corespondiente. Los pubs de nombres anodinos y los newsagents estan en todas partes, independientemente de su cercania a una estacion de metro o no. Llamame pedante!

Ms T

Gachas dijo...

Sí, Tytania, estoy de acuerdo. Pero en Londres hay zonas infinitamente más anodinas que otras y yo disfruto igual yendo a cualquiera de ellas, sin cegarme por la búsqueda de lo emblemático. Encuentro esa horrible cosa llamada "sabor local" en casi cualquier parte.