sábado, junio 18, 2005

Gachas y el saber ancestral de Oriente

Hace más de ocho años que Gachas, por prescripción facultativa, no prueba los siguientes alimentos o ingredientes:

Melón/mandarina/chirimoya/canela/helado/curry

No han sido elegidos así al azar: resultan ser alimentos fríos según la milenaria medicina china, o al menos entran dentro de la categoría "fríos para Gachas" y Gachas, por ello, apenas los toma. Cuando los toma, de la pura culpa, estos alimentos le sientan mal. Antes Gachas era como vosotros y tomaba frigodedos y calippos y magnums y camyrocks y colajets como está mandado. Ahora, desde que es esclava del saber oriental, ya no lo hace.
Gachas necesitaba una doctrina a la que acogerse tras perder la fe cristiana, y esta le pareció adecuada.

En cambio Gachas resulta ser adicta a los alimentos "yin" (esto se lo dijo un amigo que ha hecho un curso de macrobiosis): los palmitos, los espárragos, los brotes de soja...todo lo que surge así espontáneamente de la naturaleza es yin y a Gachas le apacigua el carácter. De hecho, Gachas tiene plan de abrirse un bote de palmitos de aquí a unos minutos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por un heladito tumbado en la hierba se llega al equilibrio espiritual más rapido que comiendo brotes de soja.....

Yan Tse Kian

Nadj dijo...

Ña, olvide su filosofia y vuelva al brutal capitalismo y consumismo.


COMER HELADOS MOLA!

Caboblanco dijo...

no creo que comer helado sea precisamente una costumbre cristiana, JE JE

Anónimo dijo...

Y para que tanto sacrificio? Una vida con una buena dentadura inmune al frío, pero sin helados, no sé si merece ser vivida... Desde luego, yo no la disfrutaría igual!

Ms Tytania

Gachas dijo...

Amiguitos: no olviden los palmitos, los riquísimos palmitos.

Anónimo dijo...

Bah. Dadme Hagen-Dasz vía intravenosa si es preciso.

Ms Tytania