jueves, mayo 12, 2005

La antipatía como una de las bellas artes

Peli "Les soeurs fachées". Salen Isabelle Huppert y otra actriz. Gachas quiere ser definitivamente tan antipatiquísima como Isabelle Huppert: irascible, borde, dura durísima con la humanidad entera, fría como el yelo. Pero, ay, la antipatía sólo te hace obtener buenos resultados si estás hiperbuenorra. Gachas sabe esto y comparte con vosotros su saber.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Una señora estupenda que rezuma vinagre es FRIA, una señora obesa que responde mal es una GORDA GILIPOLLAS. Menos mal que los jabones DOVE van a resolver este problema con su publicidad comprensiva.

Autoestimaentoneladas

Anónimo dijo...

*No hay que estar super buena, hay que comportarse como si lo estuvieras*
Barbra Streissand


Y en lo del jabón Dove, no me lo creo. Me parece publicidad publicidad paternalista y explotadora de las ansiedades femeninas. Si estuviera gorda, me molestaría mazo. Cada vez que paso delante de un cartel con las tres Gracias y sus Mollas sonrientes en plan *estaremos flojas pero somos super majas, de verdad*, me digo *menos mal que no estoy como ellas, buufff*. Y como yo, seguro que casi todo el mundo.

Gachas dijo...

Mmm, me temo que ambas cosas son verdad: la publicidad de DOVE es eso, publicidad, y por tanto vende hasta a su madre con tal de que compres unos jaboncillos, así que si hay que pelotear a una pandilla de gordas, pues se pelotea a una pandilla de gordas y yastá.
Pero a la vez, es cierto que menos mal que por fin ponen a unas gordas supermajas ahí en las bus-stops. Y es que a las gordas, por lo menos les queda la opción de ser supermajas, que ya es algo.

Nadj dijo...

Para los hombres tambien se aplica?

Pablo Gamo dijo...

Un tia fria y borde mola. Si está buena más.

Pero si una tia buena es supermaja (maja es siempre despectivo amigo)termina por dar taco de grima.

Gachas dijo...

Oh my God, la vida es mucho más dura y más peor de lo que imaginaba.
No me gusta Occidente. No me gusta ninguno de los cuatro puntos cardinales.

Anónimo dijo...

" Y es que a las gordas, por lo menos les queda la opción de ser supermajas, que ya es algo."

A ver, a ver. Que me he quedado con ganas de decir algo al respecto. Damadelicatta, yo creo que TODOS/AS tenemos la opción de ser supermajos, o majos, o al menos tolerables en público. ¿No?

Anónimo dijo...

... That was me again:

Ms Tytania

Gachas dijo...

Sí, claro. Pero es que veo yo que el término "supermaja" lo carga el diablo.
Brrr! todo lo bueno puede volverse censurable en un pestañear.

Anónimo dijo...

Creo que llevo demasiado tiempo viviendo fuera de España: se me están olvidando los matices del idioma castellano y el poder de la bilis nacional.


Ms Tytania