jueves, agosto 07, 2008

El fabuloso universo del mate (cap. 2)

Gachas quiere seguir hablándoles del tema mate y de sus adminículos fascinantes.
El otro día, en el taller que dio Gachas en Rosario, una simpática joven apareció acarreando su llamado "equipo de mate", consistente en un bolso rectangular con cremallera, de interior mullidito, en el que llevaba un termo de litro (importante: el termo ha de tener un pitorrillo para que el agua pueda enchufarse directamente en la zona deseada), un taper con la yerba (importante también: el taper debe tener también un dispositivo para que la yerba pueda enchufarse en el recipiente sin que se salga fuera la mitad), el mate y la bombilla.
Con este cargamento, además de la carpeta, los bolis, el móvil y algún libro, van muchos jóvenes argentinos a clase. Gachas MUERE por pasear por Malasaña o los aledaños de Casa Encendida con su correspondiente equipo de mate, pero Gachas a la vez sabe, sniff, que la impostura se paga cara y que la poca naturalidad con la que ella manejaría todos esos cacharros, la etiquetaría inmediatamente como "payasa" o, peor aún, "la pedorra esa que se hace el mate en la calle" (porque sus compatriotas ibéricos no emplearían la expresión "cebarse el mate"). Como saben, España es cruel con sus habitantes y aprovecharía cualquier error gachesco, cualquier derramamiento de yerba o agua casi hirviendo en el suelo para apuntar con el dedo a Gachas y detectar que ella no es una bebedora auténtica de mate, si es que existe la clasificación anterior. Pero denle tiempo a Gachas: esperen que se haga adicta de verdad y que coja soltura y, cuando vean a una muchacha por Madrid con un bolso gigante lleno de táperes, termos, bombillas y demás recipientes, salúdenla: será, con seguridad, Gachas.

4 comentarios:

bao_bao dijo...

¿Y cree Gachas que España sería capaz de identificar la hierba como "mate"? ¿No cree más probable que simplemente, se rasque bajo la boina mientras dice "anda, mira la pachasa esa"?

No se pierda usted la inauguración de las Olimpiadas, hoy, sobre las dos de la tarde (hora peninsular); habrá resumen de la historia de China incluído. Cuán interesante sería una crónica gachesca sobre el asunto.

Un beso, amiga.

Gachas dijo...

No se crea, Bao-Bao, mucha gente ha visto documentales y cosas y al ver la bombilla y el mate pueden llegar a deducir de qué se trata la cosa.
Me insta a ver una cosa televisada que está teniendo lugar casi ahora aquí: son las 8.30 am, estoy recién duchá para ir a desayunar y a trabajar (impartir taller), y, mientras tanto, en China dan comienzo los jocs olimpics. No somos ná.

bao_bao dijo...

Comprendo, yo mismo he sufrido las diferencias horarias como sabe usted bien. Lástima. Parece mentira lo de los husos, los trae el demonio.

La Semana Fantástica dijo...

Hija, tanto verte en la vida real, se me olvidaba este fantástico blog... Viva el gacherismo y olé!
Pero me haces sentir fatal. Yo sería el primero que dijese eso de "mira esa payasa...". Y luego te lo contaría cenando.