lunes, octubre 31, 2005

Mano de santo

Gachas ha visto en el metro un anuncio en el que el Ministerio de Sanidad insta a la peña a no pasarse de lista recomendando alegremente midicinas peligrosas. En él sale un frutero en su puesto del mercado con una hermosa sandía coloradota de las de "mire qué sandías me han llegado ahora mismito, azucar pura, oiga". Como lleva bata blanca de trabajador, parece que el hombre se medio siente en la obligación de recomendarte Clamoxil 500 a nada que te vea moquear un poquillo, por eso el gobierno ha hecho poner debajo de la foto un rotulito que reza: "No recomiendes medicamentos. Tú no eres médico".

Tiene razón el gobierno: la misma Gachas es una recomendadora habitual de medicinas. Más de una caja de Fortasec se habrá vendido gracias al boca-oreja hecho por Gachas. También recuerda haber aconsejado el uso de Galusán (antiséptico urinario) y Sumial (betabloqueante). A su vez, Gachas ha sido beneficiaria de más de una caja de lexatines de contrabando, ha comenzado a usar ibuprofeno ante los dolores por recomendación de una persona pagana y ha usado Trombocid para un feo cardenal a instancias de su señora madre.

En cambio Gachas tiene por costumbre desoir las recomendaciones del profesional de la salud: más de un tubo de Polaramine ha muerto de risa en su botiquín (contiene corticoides), y también alguna que otra caja de antihistamínicos. Y todo con su correspondiente receta ilegible de médico colegiado.

4 comentarios:

sus-pi-kazz dijo...

Yo prefiero la automedicación: no suelo escuchar a médicos ni a humanos... y tampoco aconsejo. Me gusta la exclusividad farmacológica.

Srto Cracoviano dijo...

lo de la automedicacion,propia o inducida,es un tema galenico que preocupa de profundis clamo ad te al srto Krakow,por motivos preregrinos y nada humanitarios.
Es como si,por poner un ejemplo,la srta suspikazz(Que cosas tiene el uso de la k que da tanto empaque)de repente,haciendo gala de su fascismo cultural,se pusiese a recomendar al srto Krakow que no se perdiese el ultimo libro de Philip Roht,o un quiteme alla ese Houellebecq! de Arrabal,con litografia de regalo y todo.
Seguro que la lectura de ambos sentaba bien y todo,pero como que no es lo mismo que si te los recomienda,por un poner,un representante de autor de carta a franco en españa,por poner un ejemplo cuasi pueril.
En esto,en lo cultural,si que habria el gobierno de poner recomendacione tipo"Tu eres casi analfabeto,no recomiendes los pilares de la tierra ni el ocho" y cosas asi,pero la realidad,como en una pelicula de Rohmer,se acaba comiendo el poquito idealismo que nos queda.

sus-pi-kazz dijo...

Pese a su verbo florido, he de decir (sí, lee usted bien) que estoy bastante de acuerdo con usted, cracoviano. Lo de la k (no me subestime, por favor) nada tiene que ver con okupas, vallekanos y horrores parecidos.

Anónimo dijo...

Nena, da gusto leerte.
Gracias