lunes, octubre 24, 2005

Cineencasismo

Sigue Gachas disfrutando del proyector prestado: hoy ha visto Crash de Cronenberg con otro grupete selecto de amigos. Para los que leyeran el post del jueves pasado (Gastrobasurismo), hoy diré que en la mesa de Gachas no se ha servido ni un ápice de comida basura para acompañar el visionado del film, o al menos no de lo que Gachas considera comida basura. Los sandwiches gourmet de Rodilla no son considerados comida basura por Gachas. Los buñuelos de viento de pastelería de barrio, tampoco. La ensalada de pimientos asados con bonito hecha amablemente por amiga E. tampoquísimo. Si acaso las patatas fritas, que eran de esas imitación churrería que van en bolsa de papel de estraza falso (bolsas que en realidad llevan como papel albal por dentro) con foto de falso churrero y de falso aceite de oliva virgen.

Pensándolo bien, la foto realista que debería figurar en las bolsas de patatas fritas sería la de una cadena de montaje donde unas personas con gorritos blancos supervisan el cortado del tubérculo y otras accionan los botones de unas gigantescas freidoras metálicas con termostatos (cómo se nota que resién he visto Crash: se me ha quedado tol metal incrustado en el cerebro).

6 comentarios:

Pablo Gamo dijo...

¿Papel de estraza falso?


Ya no queda nada puro. Yo no quiero vivir en un mundo donde no podemos disfrutar de papel de estraza de calidad.

Hans dijo...

Nah. Ni siquiera la patata frita, niña, es gastrobasura, siempre que estén fritas en aceite de oliva (por malo que éste sea) y no sean de esas de las de tubo que apasionan a mis hijos.
... snif, y a mí, he de reconocerlo. Las Pringles de no sé qué que niego a mis hijos por basurientas, cuando llegan a casa (porque las trae otro) caen igualmente en las fauces hanseáticas. Lamentable.

Gachas dijo...

¡Hans tiene hijos, Hans tiene hijos! ¡hay un lector de Gachas con hijos! Amazing!! Incredible!!

Y les da Pringles, y seguro que Cheetos y Mortadela Mickey y Postres lácteos PMI y...

;-)

Hans dijo...

Gachas, en cuanto a lo de la progenio de Hans, repáseseme V. mi propio bló, caramba. Está todo prolijamente (as usual) explicado :-D.

Y por lo que respecta al modo en que se alimenta a la progenie chez Hans, piensa más bien en que las pringles son excepcionales. Lo de los Cheetos y tal, menos: no les interesa. Mortadela Mickey? Jajajajja... ni en coña. Si dijeses una con pistachos de Morte o así, tal vez, pero tontadas, muy pocas. Son muy exquisitos, no creas: les encanta comer bien, y ese "haberles educados gastronómicamente bien" acabará conmigo (al menos económicamente :-D). Saben PERFECTAMENTE que el Foie Gras no es el de la Piara, que el Jabugo 5J es mejor que otros, que la caña de lomo no es lomo embuchado... y tienen muy claro cuál prefieren. Sajoío... Son PEQUEÑOS, no TONTOS. :-D

Anónimo dijo...

Los Pringles están hechos con derivados del opio. No me explico de otra forma que enganchen tanto. Deberian darlos la seguridad social en centros de esos donde distribuyen metadona a los toxicomanos.

Ms Tytania

Hans dijo...

Acertada observación la de Ms Tytania. Muy precisa y científica. Tomo nota