miércoles, mayo 31, 2006

Gofio picón

Amiguitos peninsulares: ¿conocen bien las islas Canarias y sus peculiaridades? Dirán que sí, que fueron con Halcón Viajes o con Marsans en más de una ocasión. Pero lo que yo les pregunto es si, aparte de los resortes hoteleros, tuvieron oportunidad de conocer las peculiaridades de los isleños. Si la respuesta es "sí", entonces lo sabrán todo sobre los usos de esa extraña harina de cereales llamada gofio.

Gachas, que sólo fue a Canarias una vez con sus padres cuando aún era prepúber, sabe del gofio por su amigo canario L. F. El gofio, según ha podido comprender Gachas, es como el joker de la baraja: que los canarios se hacen un potaje canario, pues ahí está presente el gofio ese; que se toman un colacao, pues le echan gofio también; que se preparan un solomillo Strogonoff, pues lo aliñan con un poquito de gofio. Gachas no quiere ser snob y arrugar la nariz ante la costumbre insular de engofiarlo todo, pero en fin, sus risillas le provoca ver a L. F. buscando por todas partes su harina posguerrista esa para echársela ahí donde un godo (nombre que los isleños dan a los peninsulares) no echaría sino un puñado de sal o un chorrito de aceite.
¡Qué juego le da a Gachas el post gastronómico! Y más que seguirán, amiguitos.

8 comentarios:

la polaca dijo...

Solo estuve una vez en Canarias, y me pareció una maravilla, pero no caté el gofio. Mucho me temo que sea el equivalente a la farinha de mandioca de los brasileños, que la devoran con placer en cualquier ocasión, y que a mí se me hace como un engrudo imposible de tragar.

Anónimo dijo...

he comprado harina de gofio en herboristerías de Madrid, para hacer un desayuno con leche de soja. Está bueno, especialmente coin una leche de soja aromatizada con avellana que venden en El Corte Inglés.
Mis manías healthy no conocen la vergüenza, lo sé.

Ms T

Anónimo dijo...

Si que he probado el gofio... Creo que el serrín debe tener más o menos las mismas propiedades nutritivas y un sabor bastante parecido 8-)

Hans dijo...

Ms T, me ha dejado V. helado. Y, en general, lo de echarle un suplemento nutricional a las cosas queda muy posguerra, Gachas, tiene V. mucha razón.
Y lo de que me llamen godo me hace mucha risa. Me veo vestido con pieles, con espada, escudo y con casco, un poco como los de "Astérix y Los Godos", llamándome Hánsic o cosa parecida...
Por cierto, que Hans y MBO se van a las canarias por vez primera dentro de un par de semanitas :D. Y, desde luego, no tengo demasiada intención de probar el gofio.

mila dijo...

A mi también me extrañó el gofismo canario. Pero más difícil se me hizo entender a los nativos de La Palma al hablar. Por mucho que me concentraba, incluso tratando de leer los labios, no había manera.

gloinred dijo...

debias censurar estos posts a estar horitas del medioddía.
al rico gofio... pues a mi sí que me gustó, eso sí, tomado en un guachinche, como dios manda!

Anónimo dijo...

Bueno, parece que el gofio ya ha dado de sí lo que podía en nuestras cocinas godas.
¿Podemos hablar de segggso otra vez, please Miss?

Ms T.

Gachas dijo...

Lo siento Ms. T.: tras el gofio surgió el post de Red 6000 y si no lo posteaba se me caducaba dentro del cerebrín. Pero Gachas tiene una sorpresa que se desvelará a partir del lunes. Quizá ahí podamos hablar de temas que le gusten más, ya verá cómo sí.