martes, marzo 08, 2005

Las cinco siervas polacas

Así titula La Vanguardia un recuadrillo incluido en una noticia sobre el Papa que, por si no lo sabéis, está en el Policlínico Gemelli. Tranquilos, le van a ver sus amigos cardenales con frecuencia y le llevan papelotes para que siga trabajando.

A lo que iba, que gracias a La Vanguardia la cuestión que siempre me reconcomía (¿quién atiende cotidianamente a su Santidad?) me ha sido respondida: cinco religiosas polacas cuidan de él desde que era obispo de Cracovia. Son las siguientes:
- Sor Germana: cocinera
- Sor Tobiana: la "doctora" (así viene en el piriódico)
- Hermana Fernanda (esta es de menor categoría) cuida de la intendencia alimentaria.
- Sor Matilde: encargada del vestuario (¿Dónde estudió estilismo Sor Matilde? un poco recurrente la veo)
- Sor Eufrosiana le lleva la correspondencia privada.

¡Qué ganas de obtener una foto de todas juntas y sonrientes y hacerla imprimir en una camiseta para después ir a festivales indies con ella puesta!

2 comentarios:

Nadj dijo...

Nonono, tu tienes deseos frustrados de haber sido una de ellas.. reconocelo!

Si quieres puedes ser mi asistente personal de algo, yo me dejo hacer.

Pamplemousse dijo...

Ay, querida amiga, que bien que te entiendo. Yo pagaría también por una camiseta así. Durante un tiempo, en mi tierna infancia poseí un rosario de plástico fluorescente que había sido besado por el Papa (lo rifó en clase nuestra profesora de religión y me tocó a mí). Evidentemente, mi madre -atea donde las haya, aunque con ataques repentinos por leer a San Juan de la Cruz, que se ve que le hizo mucho bien cuando estuvo depre- lo tiró a la basura poco después. "¿Qué mierda és ésta?" debió pensar. Y poco despés yo también me reciclé en el positivismo. Pero me encantaría que mi compañera de piso lo luciera entre sus generosos pechos, cual Madonna en Like a Virgin...
Yo me conformo con una camiseta de la grandísima Linda Goodman, pero eso cuando sea profesor y me sobren los dineros... mientras tanto, seamos estoicos y humildes, como Matilde.