viernes, febrero 24, 2006

Merchandising maligno

Gachas aprovecha el espacio que tan gentilmente le cede por ahora blogspot (inminentemente habrá que pagar por esto: cuando se apunte el bloguero un millón, zas, nos ponen cuota de adhesión como que me llamo Gachas) para denunciar la fabricación de lápices flexibles como de 1 metro de longitud con los que obsequian a la peña sin venir a cuento entidades varias como por ejemplo, La Caixa.
Gachas tiene en casa un lápiz de esos desde hace un año más o menos y sufre a diario sus consecuencias. Como lápiz no vale una mierda: no hay cuchillita de sacapuntas que le genere mina a aquello, que no es de madera sino de plástico. El grafito es de una ínfima calidad y, caso de lograr finalmente sacarle punta al engendro, sería incomodísimo tratar de escribir con él pues se vencería por el peso y la desmesurada longitud.
Vale, quizá Gachas no ha comprendido que ese tipo de lápiz es un mero Theodor adorno, no es para usarlo sino para que alegre nuestros escritorios, nuestros cubiletes de bolis y retus que no pintan. Ahí lo tiene Gachas, en el cubilete de la mesa de trabajo, y desde aquí lo está viendo curvarse estúpida y anodinamente. Detrás de ese lápiz inútil hay, cómo no, un diseñata, pero también operarios, control de calidad, distribución, logística y transporte y petroleo para fabricarlo. Gachas prefiere un buen Lladró a la memez del lapicero flexible ese. Ni pa niños mola, que no son tontos los críos, que a los 5 minutos se dan cuenta de que es un fiasco el puto pencil. ¡Brrrr!

8 comentarios:

Xenome dijo...

Jeje, me recuerda a la botella de coca-cola de "Los Dioses Deben Estar Locos". El bosquimano acababa llmándola "la cosa maligna", por que no tenían palabra para semejante artefacto.

Anónimo dijo...

Srta Gachas, tire ese lápiz a la basura antes de que que su vida se convierta en la versión comedia madrileña de Repulsión.

Ms T x

Pablo Gamo dijo...

Un buena Lladró o un cristal swarovsky o un huevo fabergé de imitación... una horterada vale, pero que sea digna!

Gachas dijo...

¿Y no les pasa a ustedes también lo mismo que Gachas ha descrito en el post pero con las piruletas gigantes? mi amiga Izaskun me regaló una del Zoo de Londres hace siglos y tardé casi el mismo número de siglos en tirarla a la basura. Aquello ya ni era caramelo ni era ná de ná. Puajj.

Anónimo dijo...

Ahh, me parece que la Señorita Gachas es lo que en inglés se denomina "hoarder": gente que no puede tirar nada a la basura, aparte de mondas de patat y cáscaras de huevo. Yo tengo el vicio opuesto: todo o acabo tirándolo, o lo regalo. O lo pierdo.

Ms T

Cracovianito dijo...

Lo de las piruletas gigantes es infinitamente mucho mas de horror gotico contemporaneo,o comtempop-raneo,que tambien serialo.

Anónimo dijo...

totalmente cracovianito, suena a Charlie y la Fábrica de Chocolate, pero la versión de Tim Burton.

Ms T.

Cracovianito Bonito dijo...

Of couerses Ms.T,Gene tenia mucha mas vis que Deep,por mas que simpatice con su performance de Lucas Corso en la luciferina obra del luciferino Polanski.