martes, julio 26, 2005

Petra lloriquea

Gachas ha ido a ver hoy Las amargas lágrimas de Petra von Kant, chula y teatral pinícula de Fassbinder.

En un momento dado aparece Petra así en primer plano llorando ella las amargas lágrimas que dan título al filme. Pues bien, las susodichas no son sino una larga lágrima sólida que le brota de la conjuntiva del ojo izquierdo y que continúa sin interrupción hasta el labio superior. Nada de agüilla que fluye o similar. Me juego el cuello a que Fassbinder, para lograr el efecto lagrimón sólido, empleó el tradicional pegamento Imedio transparente que los nenes de la Transición masticábamos a diario sin que por ello se nos trasladara a centros de reinserción social.

También podría haber empleado el de su tierra, el pegamín alemán UHU de tubo amarillo con tipografía en negro, pero, si no recuerdo mal, el UHU era en sí mismo también color amarillento (como el Supergen) y no habría servido para el efecto lágrima-amarga-de-petra que el cineasta buscaba.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

el UHU, cuya marca creo recordar era un búho, era incoloro pero más insípido que nuestro querido IMEDIO. Para colocarse, el SUPERGEN era y es el triunfador.

Anónimo toxicómano y maquetador de papelujos

Anónimo dijo...

SUPERGEN, si sobre todo en lata... Levantar la tapa, acercar la cara... como aquella escena con Al Pacino en Scarface, ¿recordais?, pero en pobre.


Ms T x

maggie dijo...

si es que en el cine todo es mentira, reina mía. No te puedes fiar ni de los progres ni de nadie.

Anónimo dijo...

Gachas, no te entiendo hablas demasiado en clave para mi.

Anónimo dijo...

maggie, estás tratando de decir que la montaña de farlopa en Scarface era de mentiras, como las lagrimas de Petra??? Dos mitos del cine reventados de un solo golpe! :-(((

Ms T

maggie dijo...

Sí, anonymous. Todo falso. Snif.

Gachas dijo...

Hay un comentarista anonymous (no es Ms T ni "anónimo toxicómano y maquetador...") que dice no entender a qué me refiero. Pues a la típica lágrima sólida de pega, que ni avanza ni retrocede, que parece comprada en Venecia en una tienda de cristal de Murano (mmm... eso es tema para otro post: Venecia como mero contenedor de góndolas y tiendas de objetos de cristal de Murano. ¿Dónde está el buen supermercado veneciano?).