sábado, julio 10, 2004

Depresión postparty

Prometí crónica pero me echo atrás. Total, una fiesta consiste en personas, bebida, comida y ropa mejor que la de diario. (En ésta no había música). Se pasó bien, en cualquier caso. Me manché la ropa mejor-que-la-de-diario.

Bebidas consumidas (A la maniera de Bridget Jones):
3 moscateles
1 vino color amarillo (fino o Barbadillo o blanco, no sé bien)
1 cosa de naranja
1 cava rosado
1 gin-tonic sin yelo

7 comentarios:

Anónimo dijo...

porfa, tus lectores holandos necesitamos la crónica para saber quiénes somos. empunha la tecla y el mouse. se te solicita.

Anónimo dijo...

lectores holandos,
crónica: la gerontofiesta como siempre, geriátrica y de carabanchel...(eso sí, zona fina)
y los gin i los tonis demasiado cargados...i'm affraid...

me aburro...mucho...en este lugar...¡ays!

fagot

vasary dijo...

pero tú, fagot, te fuiste con mi invitado y lo abandonaste en la pista de baile. fagot no fagocita, pero invita.

Gachas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

oh my god! ¿abandoné a alguien en una pista de baile?

a partir de ahora quiero que me llaméis tony manero...

por otro lado, ¿tu invitado encontró el camino (de baldosas amarillas) de vuelta (a kansas)?
fagot

Gachas dijo...

Posteé el otro día un comentario sobre la fiesta pero lo borré porque incluia NOMBRES PROPIOS de personas relevantes y me asusté de repente. Qué pretentious, creyendo que se van a acercar esas personas relevantes aquí a gachas.
Siendo sincera, no hay mucho que decir sobre la fiexta.Diversión serena y poco más.

vasary dijo...

se propone lo siguiente: si has de contar una anécdota introducing, featuring o starring persona importante llamada, por ejemplo, pepe, transfigura su nombre de manera que popo, o pepo, o pope, o papo, o incluso pepín, pepote, pep o don josé, se nos aparezca esplendoroso (o pepa, pepis, pepita) en su célebre anonimato y permita la transmisión de la anécdota, tan necesaria, como sabes, para ciertos lectores holandos (o, oh, extraordinario, pepijn). ¿vale? es altamente menester. onerosa la ausencia de relato festivo.