lunes, enero 05, 2009

Caldo Aneto everyday keeps the doctor away

Amiguitos, es ya un hecho demostrable: la que fue hasta hace unos días la mujer más longeva de este planetucho en el que vivimos, la portuguesa María de Jesús (léase "María do Shesúish" o similar), que tenía sus buenos 115 años cuando murió, TOMABA CALDO ANETO.

Gachas, mirando por casualidad información sobre la anciana en Yahoo news, ha puesto sus dotes de semióloga de la imagen al servicio del mundo y ha descubierto las pruebas: vean aquí abajo a la superabuela lusa María de Jesús encima de su cama recién hecha, con cabecero como de casa de Tomelloso o de Macieira de Loureiro, leyendo a gusto y sin asomo de presbicia un periódico en castellano en cuya contraportada figura la publicidad de Caldo Aneto para paella (¿acaso no ven la entrañable tipografía Comic Sans propia de la marca?)

Siendo María de Jesús portuguesa como es, y teniendo en cuenta que los ancianos muy ancianos no andan viajando ni al país vecino, me parece claro que ese periódico indica a todas luces su afición por el glorioso Aneto en todas sus variantes: alguien se lo trajo from Spain (tanto el periódico como el caldo) y quedó aficionada hasta el día de su muerte.
(Ojo a los listos de turno: ni se les ocurra mencionar de pasada que quizá fuera precisamente el caldo la causa de su deceso porque no lo aceptaré).


14 comentarios:

Gorka Limotxo dijo...

Y la que sale en portada del periódico del corazón no parece otra que Belén Esteban. Si la exportación de caldo Aneto dio a la anciana unos cuantos años más de vida seguro que el consumo de crónicas ubriquenses (¿he acertado con el gentilicio?) se los quitó por otro lado.

Anónimo dijo...

Psicogastrónoma y anetóloga: Miss Gachas, ha creado usted nuevas ramas de conocimiento que inspirarán conferencias, tesis doctorales y chapas teóricas variadas... qué grande es usted.

Ms T.

Gachas dijo...

Ms. T, al decir usted "chapas" de repente pensé en el sencillo complemento pop que se usa como broche y pensé "sí, sí, quiero aprender a hacer chapas". Pronto ví que se refería a ladrillotes teóricos de los que (confiese) a veces hasta nos gustan.

Gachas dijo...

Mr. Limotxo: su blog es muy bonito y currado. Trato de decírselo mediante un comentario en él pero parece que no rula. Sigue cargando tras 7 minutos...

Gorka Limotxo dijo...

El comentario ha llegado, muchas gracias. El suyo también me gusta mucho (más por el contenido que por el continente) y lo vengo leyendo desde el anonimato (hasta ahora) desde hace un par de meses.

Gachas dijo...

Ay, sito Gorka, me has tocado la tecla más sensible: mi blos es feo de cojones, y mira que le cambié un poquito la cara hace un mes o así. Por no poder, no puedo ni colgar una foto de cabecera en condiciones. Sniff, sale como a tamaño gigante y no se adapta al rectangular. Es que no sepo nada de diseño: es mi asignatura pendiente a la par que mi golden dream. En fin.

Gachas dijo...

¡He logrado darle un aire nuevo al blog! No sé si lo he acabado de estropear (ay, temo rapapolvos por parte de la asociación de diseñadores gráficos).

Anónimo dijo...

Decídase ya: pida... qué digo pida... ¡exija! una comisión a los del caldo o voy a empezar a pensar que le introducen una sustancia adictiva, aunque ecológica, al alimento en cuestión.

Por lo demás, sí a todo.

Madame M

Pablo Gamo dijo...

El morado pasión de cristo no me convence. Y dejese ya de rodeos este bloj está vilmente patrocinado. Ay! quién me patrocinaria a mí?

La Semana Fantástica dijo...

Pasa una cosa mu rara en tu cabecera... Unas veces sale tu patrocinador en ella, a lo grande, y otras, ná, la florecilla con fondo verde.

Un curso de html ya para Gachas.

Gachas dijo...

Ay, sí, Semana: y otro de Illustrator y otro de C3Photoshop. Pero en la Casa Encendida ya hay lista de espera. Snif.

Jimina Sabadú dijo...

Veo que no te andas con chiquitas O_O

el hijo de la fernanda dijo...

Joder, Gachas, siempre superándote. Has juntado, el inigualable Caldo de Paella -sí, el de 6,14 euros el litro, según mi amigo caldista- con una de mis más inconfesables pasiones: las viejas portuguesas. No puedes imaginar cuánto me deleito viéndolas pasear, envueltas en sus mantones negros y su inevitable olor a vieja y a col hervida, por las adoquinadas calles de lugares tan eufónicos y desconocidos para los ibéricos orientales como Guarda, Vimioso o Covilha. ¿Para cuando un Caldo Galaico-portugués Aneto?
Por cierto, un día de estos, cuando por fin las revele, te mando unas fotos de la fiesta de la vendimia de mi pueblo: yo en primer plano, por supuesto, chupando cámara, junto a la megafurgoneta de Caldo Aneto. ¿En su interior? Imagínate. El Paraíso: cajas y más cajas de tetrabricks de Caldo de Paella para ser repartidos, gratuitamente, entre los atónitos paseantes. Si llego a saber entonces, cuando me agencié dos bolsas con tres tetra bricks de Caldo de Paella en cada una, a qué precio se cotizaban en ese momento en la Bolsa de Zurich, te juro que, en vez de regalárselas a mi madre, las saco a subasta en Ebay. Nada más, ya he dicho suficientes tonterías. Un abrazo.

el hijo de la fernanda dijo...

Ah, por cierto. Un poco de gossip anetiano -no hace falta que lo publiques-. El nuevo adjunto de dirección del periódico en el que colaboras también es "artesenc" (no tengo la más remota idea de cuál es el gentilicio en castellano de mi pueblo) Bueno, pues eso, que es también artes-anetiano. Como ves,afortunadamente, no sólo de Caldo Aneto viven los de mi pueblo. Un abrazo, again.