sábado, febrero 03, 2007

Mondo Carbonara

Gachas salió hace un par de años de su caverna de percepción errónea y ascendió al mundo de las ideas correctas y verdaderas en relación con la pasta alla carbonara: resulta que la versión española, compuesta como sabrán de cucharadas soperas de nata, panceta cocida y champiñones, no tiene nadísima que ver con su homóloga italiana (y a la sazón receta original), que sólo lleva pasta, huevo crudo, pimienta, panceta bien frita y queso rallado. Ni rastro del grumo natoso y repugnante de la Carbonara ibérica.
Gachas aprendió esto hace tiempo, como señaló más arriba, pero no lo había puesto en práctica hasta hoy, que es cuando se ha marcado una cazuela compuesta de una especie de pasta formato cañería-cortada-en-trocitos a la que le ha añadido queso recién rallado, beicon refritillo en su propia grasa, bastante (quizá demasiada, ejem) pimienta negra y, por encima, dos huevos batidos crudos.
La experiencia es placentera, pero hay que estar preparado para ella: una compañera de pisazo se ha dejado la mitad del plato alegando que le daba asquillo y reparo el huevo semicuajado. Gachas se ha sentido profundamente consternada ya que juraría haber probado ese mismo rico plato (así, con el huevo haciendo blob, blob) en una trattoria de esas de camarero anciano antipático, que por lo visto era la mejor de Roma en lo que a la Carbonara se refiere. Perilli se llama el sitio. Cierra los miércoles.

Gachas se pregunta si cada país ha desarrollado su propia receta de Carbonara (en Alemania, por ejemplo, quizá lleve gambas y perejil el plato) según su visión estereotipada de Italia y, en concreto, quién transmitió mal la información sobre la Carbonara que llegó a España desde el país en forma de bota campera.

15 comentarios:

Macarrones dijo...

Pero cuánto se aprende en este blog, Dios mío.

Anónimo dijo...

Pues la receta tradicional de aquellas cenas comunales en pisos universitarios que ud. describe, Ms Gachas, no es ni la mitad de horrorosa que lo que he visto tras buscar "pasta carbonara" en Google. Esta sin ir más lejos es de revolver el estómago:

http://www.cooks.com/rec/view/0,1835,151169-225194,00.html

Para los afortunados no angloparlantes os daré un aperitivo: "cocer el beicon en la leche hasta que esté transparente. Añadir el vinagre para que la leche se convierta en queso. Cocer durante 15 minutos". De vomitorio, ¿eh?
Ms T

Anónimo dijo...

Argh, no me dejan poner enlaces!

Bueno, el tema de la cocina extranjera traducida da para mucho. Que si el té con pastas de Inglaterra. Mamá, en Inglaterra NO existen las pastas! (pero sí los sandwiches de pepino); los engendros sebosos que en esta isla de brumas mortecinas llaman "Spanish tapas" (te quedarías con el sandwich de pepino, de verdad); por no hablar de la famosa cocina india, que fue inventada en Birmingham y está ya reconocida como la cocina típica de la Gran Bretaña, aunque no porque la cocinen en casa, no; en eso no van a cambiar sus costumbres.
Y la tortilla española... las variaciones y permutaciones que he visto, de llevar al tribunal de La Haya.

Ms T.

Madame M dijo...

Teniendo en cuenta que en Irlanda ví horrorizada cómo una señora aparentemente normal introducía un rollo de carne en agua, lo hervía, y lo servía acompañado de puré papas de sobre... ¡Por Dios que no se entere de esta receta, que va la tía y la hace! (Y sí, me lo comí, no había otra cosa)

Anónimo dijo...

No es por hacerme la anglófila madame, pero prefiero esa receta de carne cocida al huevo crudo en la carbonara. El huevo crudo es el alimento de Satanás *puaaajjhh!**

Ms T x

Molamazo dijo...

Mola mazo tu blog, gachas. Da un poco de asquito la receta esta de los espagueti carbonara. Y es que en España se comen los mejores espaguetis del mundo. Viva la nata!

Anónimo dijo...

Y los macarrones con tomate y chorizo de le nostre mamme celtibéricas, molamazo... ¡"comfort Food" de primera!

Ms T

mila dijo...

A mi lo que más me flipa son los restaurantes españoles de algún país europeo poco mediterráneo, donde los empleados tienen un aspecto sospechosamente hindú y hacen "cosido", "gaspaxo", humus y carne "consalsa"

Anónimo dijo...

Uy mila, por no hablar de toda la comida estilo árabe que se empeñan en colarte como española... Por lo menos en los restaurantes de Londres, África empieza en los Pirineos. Los "tapas bar" son aún peor, un surtido muy grasiento de embutidos que no comerías ni después del pub, que suele ser hora de comerse lo que le pongan a uno por delante. Mis amigos se sorprenden cuando rechazo sus bienintencioandas invitaciones a un "tapas bar". Las tapas las como sólo en Ejjjpain, amigos.

Ms T

Madame M dijo...

Por no hablar de la paella con piña y salmón que se jamó mi ex esposo en Noruega. El nórdico cocinero pasó un año en Elche, pero con las tracas no se enteró bien de la receta. O el trozo de salchicha frankfurt sobre biscotte que me plantaron en Eire (digo plantaron por no decir suplantaron)a modo de spanish tapa, hace ya unos años.
Venga, todos a una: ¡como en Ejpaña no se come en ningún lao! Amén. Y el huevo, frito, por favor.

Anónimo dijo...

Es que la piña es la fruta nacional de Noruega, madame, sale hasta en las laderas de los fiordos. Y claro, tienen que ponerla en todo...

Ms T.

Madame M dijo...

Algo había oído, sí... Ahumada creo que la ponen...

Anónimo dijo...

La buena se caza con harpón. También la hay de piñifactoría, pero no sabe igual...

Ms T.

kaoru dijo...

gachas estoy esperando a que tu y los otros subnormales que dijeron las estupideces en el blog de la teteria ;aparezcan y me contesten , o es que teneis miedo? por que las barbaridadeis que dijisteis no se olvidan.

Sr. D dijo...

¿Matonismo?