martes, febrero 13, 2007

Deletreando una vez más

Ocurrió lo que Gachas había intuido que sucedería en algún momento: ha tenido que deletrear en italiano un localizador aéreo y, al no entenderla bien el señorito teleoperador, él mismo ha recurrido al "B de Barcelona" pero en su versión italiana.
Casualmente había varias Bes en el localizador de Gachas, y el teleoperatore ha dicho "alora, Bi come Bari?" Gachas, patriota, enseguida ha corregido: "No, Bi come Barchelona". La B siempre es de Barcelona, nunca de Bari, Boston o Birmingham.
Después se ha topado con una L que el teleoperata ha decidido que era "L come Livorno", ciudad anodina donde las haya (anodina en el campo del deletreo, digo. Quizá sea una bella localidad, no lo descarto). Gachas ha tenido que echar mano rápida de sus conocimientos de geografía italiana para decidir que la N, en vez de ser de Navarra era de Napoli y la T de Torino y no de Tarragona.
Ha sido una experiencia adrenalínica de las que crean su poquita adicción. Ahora Gachas se muere por deletrear usando nombres de localidades italianas, pero también de ríos, accidentes geográficos etc.

8 comentarios:

la polaca dijo...

Pero qué ha pasado aquí? Unos días fuera y cuando regreso me encuentro con este desierto! Doña Gachas, vuelva por favor!

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Gachas, te amo.

mila dijo...

Señora Gachas,
¿ha conocido a un Marcelo y ha decidido irse a Tegucigalpa con él?
¿Su silencio se debe a que Roma ya no la sorprende?
¿Por qué nos priva de su mordaz humor y su fino estilo?
RITORNA!!!

Anónimo dijo...

¿Gachas dónde estás? ¿Vas a volver?
Y vosotros, sus lectores... ¿es que no decís nada?
¿Me he perdido algo?

Moblog dijo...

Gachas, vuelve, por favor...

Anónimo dijo...

Ac...tualiza.... sigh....

Anónimo dijo...

Soy yo... Ji...mina...
Queremos comprobar que sigues viva...

mila dijo...

SEñorita Gachas, está usted muy vaga.
¿Para cuándo otra crónica italiana?