jueves, septiembre 21, 2006

Producto interior bruto

Gachas es usuaria de zumo de naranja natural y lo pide en los bares con frecuencia. Si Gachas viviese en Lichtenstein o en las Feroe, esto sería un serio problema pues, al no tratarse de países productores de naranjas, el zumo le saldría por un riñón de la cara. Hasta aquí todos de acuerdo, pero el triste punto de inflexión viene cuando Gachas pide un zumito en un bar simple de su país y le clavan casi 3 eurazos por el vaso.

Gachas aprendió en el colegio que la Comunidad Valenciana era una región productora de cítricos como la que más (de ahí las pegatinas azules en forma de elipse que rezaban "Solita Tabernes" o "Lo que fuere Tabernes") entonces, ¿por qué el zumo de naranja cuesta en la meseta tanto o más que uno de guayaba o fruta de la pasión? Gachas se siente estafada por la picaresca nacional: Gachas no va a bares turísticos de Lloret de Mar o Benidorm a pedir sus zumos de naranja, ergo no entiende por qué en un Bar Manolo vulgar de, pongamos, Chamberí, le han de cobrar casi 3 euros por la bebida hecha con la fruta nacional por excelencia.

PERO hoy Gachas ha sido bastante feliz en relación al tema oranyús: por razones médicas, Gachas se encontraba hoy a las 9.30 am en el corazón del barrio Salamanca en ayunas. Se le ha ocurrido entonces con gran lógica entrar a un barecillo a desayunar, preparada ya para la clavada del siglo tras pedir un zumo de naranja natural y una barrita con tumaca y aceite. Chann: gran y grata sorpresa barriosalmantina: ¡le han cobrado 2 euritos por todo el pack desayuno! Desde hoy, Gachas recomienda encarecidamente visitar ese fino barrio y consumir en él los productos más distinguidos.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

En marruecos un zumo natural recién exprimido de 3 naranjas, cuesta 3 dirhams (¡menos de 30 céntimos!). Por ejemplo sólo en la plaza Djemaa el Fna, en Marrakech, puede haber más de 50 puestos donde sólo venden jus d'orange. Entre eso, y que el alcohol es muy caro y difícil de conseguir, puede imaginar cómo me puse.
Después de esta experiencia, entienda usted que no me emocione con la noticia, pero sí, entiendo que para los precios que se estilan por aquí, no es caro. Lo tendré en cuenta, aunque sinceramente no me veo yendo al barrio de Salamanca a desayunar.

quieta, loena dijo...

Yo soy una gran fan de la restauración del Barrio de Salamanca, porque es el único sitio de Ejjjpaña -Gachas dixit-, donde en plena milla de oro te encuentras una tasca similar a la descrita por Gachas en su post, donde un riquísimo y honesto menú del día sale a siete Euros, pero si una se lo toma en la barra porque come sola y tiene prisa, como me ocurrió a mi, sólo le cobran 6,porque "claro, señorita, si usted no me ha gastado la mesa, ¿cómo le voy a cobrar 7 €?. Lo dicho, gran fan.

quieta, leona dijo...

No, no he cambiado de nombre...

Anónimo dijo...

Es que las ricas son muy agarradas, Miss Gachas, ya lo dice mi madre, que fue modista de bilbaínos ricos durante muchos años: "Si no, ¿cómo te crees tú que cuidan su dinero? Pues arreglando, alterando y usando hasta que se les nota el ahorro, hija".

Ms T.

Hans dijo...

Yo también soy consumidor amplio de zumo de naranja/jus d'orange/orange juice, y recibo cada poco una clavada espectacular por ese perniciosa costumbre (ejemplo: menú del día en cualquier parte y con prisa, con postre 'de dulce'. Hans pregunta: '¿podría servirme un zumo de naranja, por favor?' Dicho postre especial se cobra aparte, por un valor equivalente al 25-30% de la totalidad del menú. Inbcreible).
Algo que me gustó bastante en NYC es comprobar que un vaso de 0.4 litros de zumo recién exprimido, helado y exquisito costaba más o menos la mitad de lo que un mísero vasito del producto análogo (¿'produzto'?) más amargo y calentorro en el centro de cualquier capital patria de más de 500.000 habitantes.

Hans dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

No os quejéis amiguetes, que Ejjjpain es aún un país barato.

Venid a Londres y pedir -en los pocos bares que puedan ofrecerlo-:

1. Zumo de naranja natural, recién exprimido.

2. Hecho con naranjas frescas, relucientes y con ese sabor inigualalble que da un perfecto equilibrio entre lo dulce y lo amargo.

2.Por menos de 5 - 6 euros.

Si encontrais todo eso, que en Ejjjpain damos por sentado, ya podeis escribir al Papa diciendo que habeis sido testigos de un milagro.
En circunstancias no paranormales como als citadas más arriba, ya podeis ir sacando brillo a la Visa Gold, tronkos, y preparaos para lo que pongan en el vaso. Que puede ser cualquier cosa.

Madame M dijo...

A mí lo que me hace gracia es el anuncio ese en el que te dan a probar un zumo recién exprimido y el de la marca en cuestión. Las amas de casa optan por el segundo y sugieren que arrojarán el exprimidor a la rue, by the window...Yo sugiero recuperar esos exprimidores y fabricar el zumo en casita, aunque sea un auténtico coñazo. Por otro lado, yo pido todos los años quince kilos de naranjas de la misma Valencia a la misma Valencia y me salen más ricas y más baratas que el zumo de bote, de bar y que la propia naranja viajera directamente a su stand del súper.

mila dijo...

será para amortizar el trasto ése que disecciona las naranjas a un ritmo constante. Que si no fuera tan grande, me ponía yo uno en la cocina y se acabó la tontería. Porque como Gachas, la menda hace tiempo que intenta descubrir el por qué del precio desorbitado del zumo de naranja.

Gachas dijo...

Ay, mila, si el problema del traxto ese no es tanto su desmesurado tamaño como QUIÉN COÑO LO LIMPIA DESPUÉS. Es como la licuadora mulinex, que aparte de hacer un ruido de cojones, a ver quién quitaba las cantidades industriales de pulpa que se quedaban en los intersticios.
Esas máquinas tan helpful deberían venir con un operario liliputiense dentro para sacarles brillo.

Celestina dijo...

FELICIDADES GACHAS! QUIERO CONOCER ESE BAR SALMANTINO!! UN GRAN LUGAR PARA EL ZUMO DE NARANJA ES EL CAFE GIJON... ESO SI, TE CLAVAN1

Anónimo dijo...

Mi relación con mi licuadora es atormentada, pasamos temporadas sin vernos y temporadas en que no puedo vivir sin ella. El secreto de neustro fracaso está, como bien ha apuntado Miss Gachas, en el tema limpieza.

Cuando voy a visitar a mi madre es distinto, ella hace zumos todas las mañanas y limpia diligentemente su Moulinex, que además dura años y años. La mia mamma no es sólo fuente de salud, es mi duendecillo limpiador pesonal. "Pero si se limpia en un momento", dice ella. Seguro.

Ms T

Anónimo dijo...

A colacion de pulpa y sus resquicios,uno,cracovianoque es y por ende gente ruda y de mollera poco agil,no deja de sufrir ante la nueva revolucion industrial que desde la casa fagor,norteña ella tb,nos llega..Si,eso,el "PLnachador secador neveron".
Ahora el tema planchado quedara solo para satisfacer fantasias sexuales con disfraz y cofia ,por aquello de ver una sumision voluntaria en la mujer que de por si sabemos fingidisima.En mi caso el uniforme y su atractivo de cara a potenciar mi libido viene de traumas infantiles de pequeño burgues que no llego a tener "chacha" liberada,o de esas con tendencia a iniciar al señorito.Peor no nos vayamos por las ramas;Lo importante del tema es que de igual modo que la exprimidoras de naranjas revolucionaron la cantidad de vitaminas que se tomaba uno cuando una mano grasienta preparaba el mismo,esta nueva secadora planchadora clama en el desierto cual papa la nueva enciclica de la liberacion de la plancha a golpe de tabu.
¿Sera tan bella como la pintan?
CRacovianito .

Hortensio dijo...

Gachas perdona que me ponga mayor - que al fin y al cabo es lo que soy sin que lo haya pretendido- pero en este tema da la impresión de que estáis a punto de descubrir a Carlos Marx y aquello del valor de uso y el valor de cambio. ¿Cuanto vale un zumo de naranja en españa?: lo que vale un zumo de naranja en Inglaterra restándole el coste de los gastos de transporte hasta InGlaterra (dando por supuesto que lo que cobra el pakistaní por lavar el aparato en Londres es lo mismo que cobra el ecuatoriano en Madrid). Y traducido a poesía: tus ojos no son ojos porque ven sino que son ojos porque ven lo que otros ven (que no dijo Machado).
Hortensio

Gachas dijo...

Sí, Mr. Hortensista-leninista, tiene usted razón. Lo único que Gachas buscaba era ese Paradise Lost de un producto (que no "produzto", en este caso) que en su país costara nada y menos, para poder decir en el extranjero a un idem: "uy, en mi país esto está tirado. Ya verás cuando vengas, te vas a poner ciego/a a (lo que sea: zumo, alpargatas, jamón con veta etc.)". Y no parece haberlo. Sólo una vez sintió Gachas algo así hace siglos: en London, en King´s Road (calle de tiendas tirando a caras) vio en una zapatería unos genuinos zapatos post-operación de juanete made in Spain, con suela de goma y redecilla alrededor del pie, para que no roce con el postoperado pie. Allí los vendían como zapato de diseño ultrarevolucionario a la par que cómodo, sin saber ellos que en La Camerana de la calle Postas los tienen por cuatro duros conceptuales (porque quizá, finalmente, tampoco sean tan baratos in Spain. No sé, no soy usuaria de zapato post-juanetario).